ITINERA CLASSICA

Publicado el 26 de Marzo, 2006, 9:57

El mosaico romano más famoso de Túnez, considerado como el mejor del mundo, es el de «Virgilio escribiendo la Eneida», (fot.15, 16 y 17), cuadro central del antiguo pavimento de una habitación casa romana de Susa, datado de 210 d J. C. Se expone en la llamada  Sala de Virgilio del Bardo, de forma cruciforme con bellos estucos esculpidos en el techo y bonitos azulejos con motivos florales, antiguos apartamentos privados del Bey. En esta misma sala en su suelo un mosaico de las divinidades de la semana y los signos del Zodiaco, impresionante por su composición geométrica y su bella policromía.

Virgilio, vestido con la toga praetexta, está acompañado de dos musas, Melpómene, musa de la tragedia, y Clio, musa de la poesía épica, a la izquierda, que le dictan los cantos.

El único retrato que se ha conservado de Virgilio está realizado por una mano de maestro: las musas revelan una mano más insegura. Su mirada traiciona una preocupación espiritual, una reflexión profunda; la actitud es sobria y majestuosa. El poeta está sentado en un sillón y su cara tiene rasgos fuertemente individualizados.

En la mano izquierda mantiene abierto un papiro donde están escritos en letra cursiva el octavo y principio del noveno versos de la Eneida:

Musa, mihi causas memora quo numine laeso

quidve..

Y  a los pies parte de la capsa donde se guardaban los papiros.

Por Salva, en: Històries