ITINERA CLASSICA

Publicado el 23 de Febrero, 2006, 21:45

 "Al décimo día avistamos la tierra

de los hombres comedores de loto,

pueblo que sólo se alimenta de flores;

desembarcamos e hicimos la aguada

y nos pusimos a comer al pie de las naves.

Cuando estuvimos saciados de comer y beber,

envié a dos compañeros y a un heraldo para averiguar

qué hombres comedores de trigo había en este país.

Enseguida encontraron a los lotófagos,

quienes no intentaron matarlos, sino que les dieron a comer el fruto del loto. Quien probaba el meloso fruto, ya no quería volver a su casa, sino que sólo deseaba quedarse entre los lotófagos, saciándose de loto y

                                         olvidándose del regreso.

                                         A la fuerza los llevé a las naves, arrastrándolos,

                                         y finalmente los até bajo los bancos de los remos.

                                         Al instante ordené a mis otros compañeros 

                                         embarcaran en las naves ligeras, 

                                         para que ninguno otro comiera el fruto del loto y

                                         olvidara el regreso a la patria."

Homero. Odisea IX, 83-102

Esta es la aventura que el astuto Ulises y sus compañeros tuvieron después del episodio de los Cicones y antes de arribar a la isla de los cíclopes y disfrutar de la hospitalidad del cíclope Polifemo. Desde antiguo se ha intentado situar los diferentes lugares que visitó Ulises en su viaje de regreso a Ítaca. Según casi todas las interpretaciones, la isla de los Lotófagos estaria situada en la costa Cirenaica, es decir, frente a las costas de los actuales Túnez y Libia. Concretamente, todas las opiniones apuntan a la isla de Djerba. No es de extrañar que los compañeros de Ulises no quisieran marcharse de este tranquilo y paradisíaco lugar, donde quizás podamos pobrar el meloso fruto del loto.

Más información sobre Djerba

Por Juanvi, en: Històries